Los malos pensamientos galopan cabalgados por demonios...

domingo, 23 de enero de 2011

Soltera y fabulosa!!!


Tal vez fui un tanto extremista, tan tirada a la depresión no estoy, de hecho mi vida social ha aumentado en un 100% y disfruto mucho de las amistades que había dejado olvidadas por culpa
de mis amores.

Tal vez y solo tal vez, esté madurando. Soy la de siempre, pero enamorada pues, ya no me dan ganas de saltar de cama en cama tratando de olvidarme de Encantado. Ahora disfruto de una buena compañía, con amigas hablando de porquerías sexosas con una copa de vino al lado.

Estuve una semana en el DF con un ex al que quiero y amo muchísimo, es mi mejor amigo y el que siempre se encarga de resolverme la vida. Lo disfruté y olvidé por un buen rato todo lo que había dejado por estos rumbos, pero tengo que admitirlo, lo extraño mucho, tal vez por eso le llamé a mitad de mis vacaciones, y tal vez también por eso grite como loca por el teléfono cuando me contestó una tipa su teléfono, tal vez por eso le dije groserías que ni yo pensé que me sabía jajajajaja y tal vez también por eso el me llamó dándome explicaciones que solo era la hermana de su mejor amigo quien pensando que era importante, se atrevió a contestar por el cuando se encontraba platicando con sus padres.

No puedo decir que me porto muy bien, la última no tuvo madre, terminé besándome con un tipo de 18 años en la fiesta de un amigo. Tengo teléfonos de tipos que en la mañana no recuerdo quienes son y me han invitado mas tragos en las últimas 3 semanas que en los últimos 10 años.

Decidí vivir mi vida de la mejor manera, la depresión guardarla para mis noches solitarias, o cuando me llega un mensaje de él donde dice que me extraña y que me ama, que espera que todo se resuelva pronto para volver a estar juntos.

En fin, no se si regresé, porque en unas semanas regreso a mi mundo laboral de aventuras rurales. He dicho, el 2011 es mio!!! Total, muchas mujeres disfrutan mejor su vida en soltería, porque no hacer lo mismo???

jueves, 13 de enero de 2011

Y no es que no quiera llorar, es que simplemente no salen las lagrimas

Esta bien, lo confieso, estoy triste.

Me siento deprimida, sumergida en un balde de agua, con presión en los oidos y en la cabeza. Con mil pensamientos que semejan zumbidos de abejas aguijoneando mi cerebro.

No me siento en paz, siento en mi pecho algo hirviendo, coraje si, mucho de eso, desolación y algunas veces ni ánimos de levantarme de la cama. He pasado días tirada en mi cama, sin bañarme y en pijama. Suspirando y recordando, rodando por la cama con los puños cerrados sobre las sabanas, con el rostro cubierto y los ojos cerrados.

Qué si lo disfruto?

Si, lo disfruto mucho, porque es el pago por perder mi perfección. Sumergida en mi tristeza, trato de decir adios a quien fue mi héroe y quien me cobijó en sus brazos cuando más lo necesité.

No fue una despedida dolorosa, ni en malos términos, fue un hasta luego. Intereses por ambas partes. Yo no puedo perder en este momento lo que con tanto esfuerzo me esta costando levantar, el no me obligaría a actuar según sus conveniencias. Se que él queda peor que yo, porque con tantos planes y tanta estabilidad, se queda sin nada, con un futuro incierto y solo, pero así lo pidió y en mi solo quedaba respetar sus decisiones.

Nos hemos visto, platicamos y nos abrazamos por horas, el amor sigue ahí, pero de verdad, el decir adiós es la decisión mas noble que hemos tenido en nuestra relación.

Que sigo con mi vida si, pero es difícil porque ya no se como hacerlo. Si de por si antes no descubrí los secretos de la coquetería, ahora menos, no se como comportarme y termino corriendo al baño a repetirme frente al espejo "¿que madres estas haciendo?". Retomar mi vida es difícil, sobre todo cuando me doy cuenta que desde hace 15 años no he estado sola, es la primera vez que no tengo a nadie a quien besar cuando lo necesite.

En fin, todavía me quedan unos pocos días de ocio absoluto, de borracheras, vestidos negros y zapatillas, antes de regresar al trabajo y perderme del mundo por unos meses. Creo que necesito trabajar ya, a veces las jornadas son tan extenuantes que no pienso en nada y me activo en modalidad robot para soportar tanta presión, me gusta, por lo menos me hace olvidar y si a eso le sumamos el tiempo y la distancia, creo que tengo la receta para curar mi mal de amores.


lunes, 3 de enero de 2011

De regreso

Y ahi me tienen recogiendo los pedazos de mi corazon herido y maltratado como siempre.

Eso de llorar no se me da muy bien, creo que ya lloré la porción que me tocaba llorarle a los hombres y ahora me siento Paquita Gallegos!!! queee? no saben quien es Paquita Gallegos? era una novela que recuerdo de mis tiempos mozos, donde la protagonista, la cual no era otra que Paquita Gallegos es una sufridora de esas que ya no existen, pero tenía un gran problema, la heroína de la historia no podía llorar, sufría y sufría pero ni una lagrima derramaba la pobre y desventurada Paquita Gallegos y si, así me siento yo, que al igual que la Paca, he venido a este mundo a sufrirla bien bonito.

Encantado me dejó!!! (todos suspiren) hace apenas una semana, justo en noche buena, ya saben, no eres tu, soy yo, vamos a darnos un tiempo, si te quiero pero déjame pensarlo. En fin, tome mis trapitos de su casa, los cuales eran ya muchos y regresé a la mía. Juro que no lloré!!! pero eso si, esa misma noche enfermé terriblemente de un mal no pronosticable, solo temperatura, dolor en el cuerpo, digan lo que quieran, pero mi cuerpo reflejaba como se sentía mi corazón!!!

En fin, el dolor me va bien, me imaginaba como Tita, la de Como agua para chocolate, arrastrando una colcha con todos mis pesares, sin querer hablar con nadie y aliviandome el alma con algún caldo milagroso.

Pero bueno, estarán de acuerdo que mi vida no se podía estancar, esperando a que Encantado resuelva su vida, nonono, ya no me puedo dar el lujo de andarle llorando a los amores ingratos, la vida se me va junto con la juventud, mi rostro ya no luce tan lozano como antaño. Asi que arreglé mi ser y salí, de nuevo los tacones, la ropa bonita y el maquillaje caro, estoy en proceso de reencontrarme.

Fue casi casi una nueva experiencia, en todo lo que estuve con Encantado no veía a nadie más a mi alrededor, ningún hombre, nada!!! entonces el salir de nuevo de soltera fue genial!!! miraditas casuales por aquí, alguna por allá y de pronto descubrir de nuevo que muchos me volteaban a ver! que me invitaban tragos en los bares y se acercaban a platicar, ohhhh si!!! que bien le cayeron todos esos cumplidos a mi ego que nada mas quiere tantito para volarse!

En pocas palabras, estoy de regreso!!!